jueves, 3 de agosto de 2017

DOCTRINA DEL PRESAGIO

Imagen cogida de Pinterest





DOCTRINA DEL PRESAGIO





Junto al alba del pájaro el albergue de fuego de la infancia: el viaje de la carne y su engañosa ventura en el tronco del aliento los dientes descomunales de las semanas y ese río de sangre de las ilusiones a menudo sólo es luciérnaga la noche del día y sus aperos entretanto el despojo se torna venerable como la sal estridente de las ondas del mar en el hilo escamado del litoral de saliva el buitre y sus fieros huesos las sepulturas doctrinarias del presagio el seno desgastado y fugitivo tendido en el falo de la pira en lo inmóvil de las confusiones tu desnudez a punto de perderse en mi apetito: la memoria es incierta cuando se inclina en la ventana de penumbra de lo remoto ¿para qué me diste respiros moribundos embriagados de pálidos relámpagos? ¿Para qué el trueno en el vacío de los sótanos en el pedernal de rodillas de ciego? Siempre llevo despiertas todas las heridas: el hierro de una lágrima el frío del desarraigo la cama de piedra sometida a mis costillas en la serpiente del desfiladero los espacios que cruzan los muertos el ojo irracional de las tumbas como otra hoguera de dura tristeza en mis huesos llevo incendios de tizne y agujas de silencio en el lomo y en lo postrero se devanan los desollamientos y la temeridad de las bisagras  en qué deriva uno zambulle toda la rabia de la tempestad la que nos duele en un largo cuervo de ceniza la que nos acaricia en la cobija en el campanario de la otredad la envoltura que nos acomoda al ladrido de los muchos males que descienden a la somnolencia (claro uno sangra en el pétalo derrumbado en ese juego de abanicos del grito en el tapiz de miedo de las paredes o en el rincón donde uno respira puertos a veces sólo se sangra de manera obediente las mil tiranías de una polución el ardoroso devaneo del desenfreno el vapor dulzón de las raspaduras del cuerpo al final sólo aúllan los mercados del hambre y las viejas consignas de la historia) —en cuclillas el vacío de los tiempos y el hipo de la esperanza con su extensión de aguas cansadas todo lo que deviene es el despojo doctrinario de la locura
Barataria, 2017

No hay comentarios: