viernes, 11 de agosto de 2017

VESTIDURA DE LO INHÓSPITO

Pintura de Manolo Millares, cogida de Pinterest





VESTIDURA DE LO INHÓSPITO




Junto a esos baldíos que nos dejan las ventanas el camino vertical de la hoja que cae ahí los ojos mareados por la escena: el pecho entretanto sosteniendo la nada o tropezando en la luna de desvanes de la desesperación uno no puede confiar de los objetos que cuelgan del insomnio o de aquel paraíso del mordisqueo o de la lluvia del presagio en los burdeles o en esa llamita reveladora de los deseos o en el asco que provoca el vómito o en las cuclillas del gemido de la esgrima  —me torturas el paladar con tu jaula de golpes y mareos en las calles laterales del aliento las solapas de no sé qué universo esas sombras cárdenas en medio de la oscuridad los cuerpos desparramados o encorvados sobre el petate más inverosímil del país sus ijares encajan bien en mi dentadura sobre todo a falta de lavamanos: uno se harta de los troles y de los tribunales de cafetines de las frituras y de los full extras que tienen los enjuagues bucales nada tiene sentido ni siquiera los muchos suicidios que se erigen en el país ni las amputaciones de bocas y alfabeto ni la distancia de los inhaladores de un barrio a otro a veces sólo apestan los rincones que invoco los silencios agraciados de los petardos o la simple religiosidad que profeso al infierno siempre es difícil caminar en los imaginarios del invierno y mojar ahora mismo la ropa interior intoxicarme con esa realidad sublime que me proveen las putas y luego sin reparo hablar del mea culpa de mis tiliches guardo cierta afición por el tile que dejan a flor de piel los candiles las cucharas soperas al punto del paladar de mis sueños: a diario uno transita entre muchachos muertos gime la desesperación de los esqueletos o las gargantas abrasadas por el infortunio  me disuelvo en cada noche como los sueños húmedos de la irracionalidad luego necesito los sedantes para conservar la calma vos me agotás en esta edad vilipendiada desvanecida y con ojeras siempre lo inhóspito es mi vestidura esa voz oscura en el espejo junto con la obcecación del frío…
Barataria, 2017

No hay comentarios: